AP

La Bolsa de Valores de Nueva York concluyó el viernes su semana más fuerte en cinco años, en la que recuperó más de la mitad de las pérdidas que tuvo a principios de mes. Los inversionistas…

La Bolsa de Valores de Nueva York concluyó el viernes su semana más fuerte en cinco años, en la que recuperó más de la mitad de las pérdidas que tuvo a principios de mes.

Los inversionistas reanudaron la compra de acciones casi tan rápidamente como cuando comenzaron a venderlas. El índice Standard & Poor’s 500 logró el viernes su sexto avance en forma consecutiva. Los inversionistas se sintieron nuevamente animados a efectuar compras debido a una combinación de acciones baratas y sólidos resultados de las compañías.

El S&P 500 ha subido casi 6% en su actual racha. Los inversionistas no dudaron en comprar los mismos tipos de acciones a los que iba bien antes del reciente desplome del mercado, como aquellas de bancos y empresas tecnológicas.

Durante una desaceleración típica del mercado accionario, los inversionistas quizá eviten papeles que han tenido fuertes alzas por temor a que se hayan encarecido demasiado. En contraste, los inversionistas continúan apostando en una mayor fortaleza de la economía y compran acciones que tienden a comportarse mejor en épocas de crecimiento acelerado.

Después de un periodo de calma inusualmente largo, las acciones se desplomaron a principios de febrero debido a las preocupaciones de los inversionistas sobre la inflación y una posible alza en las tasas de interés. El S&P 500 perdió 10% desde su máximo histórico más reciente alcanzado el 26 de enero. Sin embargo, el susto duró poco a los inversionistas.

“Las tasas comenzaron a estabilizarse, la información económica recibida fue mejor y las ganancias en general han sido bastante buenas”, dijo Sameer Samana, estratega técnico y de valores globales de Wells Fargo Investment Institute.

Samana dijo que los mercados de bonos y crédito mostraron que no hubo pánico. Las compañías aún pudieron conseguir créditos a tasas relativamente bajas, en una muestra de que los prestamistas no estaban preocupados de una debilitación de la economía.

“Mucha gente posiblemente contrastó acciones con créditos y quizá pensó: ‘si los préstamos no lo resintieron, las cosas no deben estar tan mal’”, agregó.

El S&P 500 ganó 1,02 puntos, menos de 0,1%, y terminó en 2.732,22. La cifra representa un avance de 4,3% esta semana, su mejor desde enero de 2013.

El promedio industrial Dow Jones subió 19,01 unidades, 0,1%, a 25.219,38. El índice compuesto Nasdaq bajó 16,96 enteros, 0,2%, a 7.239,47. El índice Russell 2000 de pequeñas empresas avanzó 6,35 puntos, 0,4%, a 1.543,55.

El rendimiento del bono del Tesoro bajó de 2,91% a 2,87%.

El crudo estadounidense subió 34 centavos a 61,68 dólares el barril en Nueva York. El crudo Brent ganó 51 centavos y terminó en 64,85 dólares el barril en Londres.

___

Marley Jay está en http://twitter.com/MarleyJayAP y sus artículos en https://apnews.com/search/marley%20jayt .

Fuente: Actualidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *