Trabajadores de Korean Air protestan contra sus fundadores

AP

Cientos de pilotos, asistentes de cabina y otros trabajadores de Korean Air Lines Co. participaron el viernes en un mitin en Seúl contra lo que califican como abusos de la familia fundadora de la…

Cientos de pilotos, asistentes de cabina y otros trabajadores de Korean Air Lines Co. participaron el viernes en un mitin en Seúl contra lo que califican como abusos de la familia fundadora de la aerolínea.

Uno de los manifestantes fue Park Chang-jin, un azafato que fue obligado a bajar de un avión de Korean Air en el aeropuerto internacional John F. Kennedy en 2014, luego de que la hija del presidente de la compañía se enfureció por la forma en la que se servían las nueces.

“Estoy orgulloso de Korean Air. Me encanta Korean Air. Protejamos a Korean Air”, dijo Park a la multitud.

Las autoridades están investigando múltiples cargos contra la familia del presidente de la aerolínea Cho Yang-ho, incluso contrabando y evasión de impuestos. Otra de las hijas de Cho está bajo investigación por supuestamente arrojar una bebida a funcionarios, una acusación que ella niega.

Una protesta de esta magnitud por parte de los empleados de un “chaebol” _como se conoce en el país a una de las grandes empresas controladas por familias que dominan la economía surcoreana_ es rara. Refleja el creciente resentimiento contra el percibido comportamiento extravagante de parte de las familias fundadoras de la élite y la opinión de que tratan a sus empresas como feudos privados, a pesar de que cotizan en bolsa.

Los manifestantes, que escondieron sus rostros con máscaras idénticas para ocultar sus identidades, gritaron lemas contra la familia Cho. Muchos pilotos llevaban uniformes y corbatas.

“No podemos soportar más groserías y abusos de poder por parte de la familia Cho”, gritaron al unísono. Agitaban pancartas que decían “Cho, estás despedido”. Otra pancarta decía: “Queremos ser tratados como humanos, no como esclavos”.

Fuente: Actualidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *